Mantenimiento del perro de aguas

A diferencia de lo que pueda parecer, el mantenimiento y cuidado del pelo del perro de aguas es bastante sencillo si sabemos cómo hacerlo y tenemos en cuenta ciertas recomendaciones.

Normalmente, y por regla general, hay un par de opciones para este tipo de perros.

Hay quien prefiere llevar siempre a su perro de aguas con el pelo corto (nunca debería ser una largura inferior a los 3 cm como mínimo) ya que les resulta más fácil mantener sano, libre de nudos y realizar los baños pertinentes de esta manera.

Y por otro lado, hay quien mantiene la largura real de esta raza permitiendo que se le formen los cordones.

DESMONTANDO MITOS SORE EL CUIDADO DEL PELO DEL PDAE

  • «A estos perros solo se les puede bañar con agua fría»
    Además de ser extremadamente cruel para el animal, bañar con agua fría o caliente a un perro de aguas no cambiará en absoluto el estado de su pelo. Lo que es muy importante es saber realizar el baño correctamente para no enredarlo, no la temperatura del agua.
  • «No se les puede cepillar»
    Aqui hay que diferenciar entre un perro con rastas formadas, que tendremos que ir separando los cordones con las manos en la base y extrayendo el subpelo que queda entre medias y los perros a los que se le mantiene simplemente su rizo natural a los que SÍ cepillaremos, siempre antes del baño o en mojado.
  • «Bañar solo con agua, nunca utilizar champú»
    Por supuesto que a este tipo de perros hay que bañarles con champú, simplemente utilizaremos un texturizador adecuado a su pelaje y tendremos cuidado con no enredar.
  • «No se les puede secar el pelo»
    FALSO. Aunque lo más recomendable sea dejarles secar al aire, dejarles mojados en invierno es un peligro, ya que podrían resfriarse. Podemos secarles con secador de mano siempre que tengamos cuidado de no hacerlo demasiado cerca para no estropear el rizo ni enredar su pelo.